USUARIO
Invitado
Conectarse

Recuperar mi contraseña

USUARIO END
¿Dudas?

Últimos temas
» Historia y Ambientación
por Jacob-Black Lun 14 Feb 2011, 8:19 pm

» Licantropía y fertilidad.
por Renesmee C. Cullen Vie 05 Nov 2010, 12:14 pm

» No toda la gente errante anda perdida [libre]
por Kalypso Mar 26 Oct 2010, 11:19 pm

» Distintos por dentro pero iguales por fuera (Hideaki)
por Invitado Jue 01 Jul 2010, 9:47 pm

» Sed... [Raziel]
por Invitado Sáb 26 Jun 2010, 12:21 pm

» Nociones basicas para un Licántropo...(cualquiera de la manada de la push)
por Invitado Mar 04 Mayo 2010, 12:23 pm

» Pauta del "busca personajes"
por Leopolda Sáb 10 Abr 2010, 4:39 pm

» Pesadillas (Evelyn)
por Jacob-Black Sáb 20 Feb 2010, 3:20 pm

» El comienzo [Gabriel]
por Invitado Mar 16 Feb 2010, 11:32 pm

» Oscuros Secretos ~Libre~
por Asami Ichinose Dom 14 Feb 2010, 5:39 pm

» Es lo mejor que me ha pasado hasta ahora..(Dylan/salto en el tiempo)
por Leah Clearwater. Miér 09 Sep 2009, 6:18 pm

» buscando a Jacob Black
por Invitado Lun 03 Ago 2009, 11:50 am

» La llegada..
por Invitado Lun 03 Ago 2009, 11:43 am

» Licana nueva (jake)
por Invitado Miér 24 Jun 2009, 10:19 pm

» La noche mas loca de mi vida (Kairi) + 18
por Invitado Sáb 23 Mayo 2009, 4:57 pm

END

Pesadillas (Evelyn)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pesadillas (Evelyn)

Mensaje por Jacob-Black el Mar 26 Ene 2010, 4:09 pm

Todo estaba oscuro, yo patrullaba como de costumbre en el oscuro bosque que rodeaba a La Push. Sin embargo había algo raro en ese lugar. Parecía más oscuro que de costumbre, ni siquiera un rayo de luna iluminaba las veredas por las que yo y la manada solíamos cruzar. Un aroma terriblemente especial pegó contra mi nariz como un latigazo. Mi cuerpo tembló de miedo y de rabia al mismo tiempo. Frente a mi se encontraba esa horrible figura de cabellera ondulada y mirada cruel. Traté de lanzarme contra él pero ya tenía en la mano a Will que lloraba y jaloneaba por zafarse de tan infames garras. A un lado yacía Edward y Evelyn inconscientes. Me llené de miedo al mirarles y volví a tratar de lanzarme contra el enemigo peo mis patas parecían no avanzar ni un centímetro. La desesperación se hizo presa de mi conforme el vampiro miraba a mi hijo con esa sonrisa temible y sádica. Lo
miré con horror cuando desprendió el brazo de mi hijo y yo, parecía alejarme más de esa atormentante escena que me desgarraba por dentro.


Desperté en la casa de Billy entre jadeos. Allí a lado de mí estaba mi padre con rostro preocupado con un trapo enjugando el sudor de mi frente. Mi respiración estaba agitada y mis ojos volaron por toda la habitación en busca de mi familia.

- ¿Dónde esta Will? ¿Dónde está Evelyn? – pregunté tratando de levantarme con desesperación pero un dolor insoportable detuvo mi intento. Me miré las piernas que ya estaban entablilladas y con yeso.

- Tu familia está bien. No te preocupes por tu hijo. Está a salvo. Evelyn también ha estado aquí desde que llegaste y Edward cuida de William. – respondió Billy tratando de apaciguar mi desesperación.

Había sido aquella visión una simple pesadilla. Una horrible, la más temible de todas las que había tenido jamás. No podía
imaginarme que hubiera sido de mi si los perdiera.


- Has estado mascullando cosas desde que llegaste. – intervino de nuevo Billy. – No has tenido descanso, te has estado arremolinando a la cama durante largo rato. ¿Has tenido tantas pesadillas?

Asentí sintiendo de repente el cansancio que la pelea había provocado en mí.

- Así es padre. No he podido descansar ni siquiera en sueños. Sólo veo la terrible sonrisa de ese hombre atormentándome, acabando con lo que más quiero en el mundo, haciéndome dar cuenta que mi fuerza no es suficiente para protegerlos. – me llevé las manos al rostro tratando de refrenar el sentimiento que tenía de impotencia. – Tengo que valerme más de la manada, tenemos que detenerlo…


Billy volvió a poner un trapo sobre mi frente y me sonrió con ligereza.

- No seas tan duro. A veces las cosas simplemente no son como las planeamos. ¿Cómo podrías saber que ese loco volvería algún día?

- Es que yo debía estar preparado, aunque pasara el tiempo, yo debía seguir alerta. – me recriminé. – Ahora más que nunca debía tener un posible plan de emergencia en el que mi manada pudiera ayudar, pero no… Me he confiado demasiado.

Ladeé la cabeza con frustración, mirando por la ventana de la casita. Ahora más que nunca debía ser un alfa. Tenía que portarme como tal. No podía permitir que un vampiro derrumbara mi mundo, que acabara con mis seres queridos por bana diversión. Tenía que lograr encontrar una manera para cuidar de ellos, cuidar de Will, que era mi más grande tesoro.




◘ Alfa de la Manada de La Push ◘
¿Quién teme al lobo feroz?





avatar
Jacob-Black

Manada La Push
Manada La Push

Edad Aparente : 25
Estado Civil : Soltero
Ocupación : Alfa de la manada de La Push

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pesadillas (Evelyn)

Mensaje por Evelyn Von Humboldt el Mar 26 Ene 2010, 7:58 pm

Habían pasado tan solo un par de días desde ese encuentro con aquel repugnante vampiro, tan solo con recordarlo me entraban escalofríos y rabia, una rabia que casi apenas podía contener, en el momento solo pensaba en proteger a mi familia, estaba dispuesta a morir por ellos, por Jake, por el pequeño Will e incluso por mi amigo Edward, que con el tiempo, al igual que Rachel, se habían convertido en personas realmente importantes para mi, y que ya eran por completo parte de mi familia. Por momentos esa pesadilla que había vivido regresaba con impaciencia a mi cabeza, preguntandome si alguna vez, ese vampiro volvería por aquí, y que en el caso de que volviera, tendría que estar más preparada para ello.

Jake se había quedado sumergido en un profundo sueño después de la asfixiante y dura pelea que había vivido contra aquel ser , algo que por momentos no dejaba de preocuparme, pero tal vez en sueños podría decansar más tranquilo, en todo momento había estado a su lado al igualq ue Billy, simplemente no era capaz de levantarme y tanto mi mente como mi cuerpo se negaban a salir de esa habitación donde él dormia tratando de descansar después de ese maldito infierno, sus dos piernas habían sufrido las consecuencias de la pelea, al contrario que yo y Edward, que practicamente habíamos salido ilesos,o casi ilesos.

Will estaba a salvo, gracias a que Paul lo haía cuidado y llevado a junto de la manada justo después de que yo se lo hubiera dejado a su cargo, para volver a junto de los demás. Confiaba en la manada tanto que nadie se lo podría imaginar, ellos también eran parte de mi familia, y estaba segura de que en aquellos momentos tan tenesos y peligrosos, no había podido dejar a nadie mejor al cargo del pequeño Will.

Billy me había dicho más de una vez que fuera adescansar, pero al ver mi insistencia por quedarme al lado de Jake en poco dejo de insistir, esta vez diciendole yo que fuera a descansar, finalmente me convenció para que fuera de compras a por algunas cosas que hacían falta para el cuidado de Jake, y yo, no me negue, salí de la casa y en menos de quince minutos ya estaba de vuelta a punto de entrar.

-¿Que tal está Jake? - escuche la voz de Embry a mis espaldas, con ese toque divertido y esperanzado que nunca se le perdía.

-Sigue durmiendo, pero creo que ya pronto despertará - murmure mirandole con voz suave mientras abría la puerta.

- Bueno... si despierta dile que ya ire pronto a verle - me dijo mirandole con una de esas tantas expresiones suyas que ya conocía casi por completo, mientras yo seguidamente asentía levemente con la cabeza para después notar como se alejaba y yo entraba en la casa.Entonces, unos sonidos o mas bien unas voces entre ellas una que yo conocñia muy bien resonaron en mi cabeza, dejé las bolsas con rapidez encima de la mesa de la cocina y corri hasta el cuarto de mi marido. Al abrir la puerta lo vi, sus ojos estaban abiertos y tenía la cara sería con un pequeño toque de frustración, que aunque fue por unos segundos entendí el porque de su mueca. Me acerque despacio hasta ponerme de rodillas en el suelo, con mis brazos sobre la camara para no hacerle el minimo daño, recordando que aun estaba debil, aun asi, me costaba contener las ganas que tenia de darle un inmenso abrazo, para asegurarme de que estaba ahi, que estaba sano y salvo...

-¿Como te encuentras amor? - pregunte con voz suave y dulce mientras quitaba un mechon de su cabello de su cara con suavidad, mirandolo con expresion preocupada, pero a su vez feliz , feliz de que estubiera a salvo.
avatar
Evelyn Von Humboldt

Humano
Humano

Ocupación : Tienda de la Push

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pesadillas (Evelyn)

Mensaje por Jacob-Black el Mar 02 Feb 2010, 2:51 pm

No me gustaba ver a mi familia preocupada por mi. Billy y la manada entera seguro estaban de lo más angustiados después de la batalla. Sin embargo no podía negar que mi desempeño como Alfa era deficiente. A veces me preguntaba si no era mejor devolverle el puesto a Sam. No obstante era una realidad que antes, cuando Sam era el Alfa, los vampiros nunca habían sido tan desfachatadamente crueles y no nos habíamos topado con especímenes realmente sádicos como éste. Como Alphonse.

Fue un alivio volver a ver a Evelyn. Sin importarme como estaban mis piernas estiré mis brazos para alcanzarla, para sentir su tibieza, esa que ella había adquirido desde el momento en que estaba conmigo. Para mi, ella era la razón de que siguiera con vida, de que a pesar de la oscuridad de mi camino pudiera caminar sin tropezarme, sin sentir que las fuerzas se me acababan.

- Mi amor… - susurré llorando, feliz de verla sana y salva. – No se si volvería a verte en ese momento. Sólo quería que estuvieras a salvo. Me alegra de que así sea…

Mis dedos recorrieron su cabello que desprendía ese delicioso aroma que me tranquilizaba. Recorrí sus brazos y después la miré a los ojos, clavándolos en sus preciosos ojos color topacio.

- Estoy bien, aunque aún me siento frustrado. Soy un alfa terrible, incapaz de siquiera poder proteger a mi familia. – suspiré volviendo a echar mi cuerpo hacia atrás, recostándome sobre la almohada en la que me habían acomodado. – Quizás debería empezar a pensarme el asunto ese del alfa. No se si sea mejor devolverle el puesto a Sam.

Billy se acercó más en su silla y me fulminó con la mirada. Por un instante me volví a sentir un muchachillo joven, impactado por esa mirada que sólo un padre puede tener, esa que te demuestra cuando estás diciendo una barrabasada y que más vale que te retractes pronto antes de que diga cuan decepcionado está de ti.

- Nunca vuelvas a decir eso Jacob Black. No te atrevas. – instó con voz firme. Sus ojos negros sostenían los míos sin siquiera pestañear. Me sentí intimidado. – Eres la esperanza de ésta manada, te has enfrentado a cosas peores, muchas veces has estado el borde de la muerte. ¡No es momento para dimitir ahora! Así que no quiero que vuelvas a decir esa estupidez ¿me oíste?

Me limité a asentir, aun consternado por sus palabras que me habían abofeteado en la cara. Todo lo que decía era cierto.

- Tienes una familia que proteger y una manada que salvar. Tienes la capacidad para seguir adelante no importa cuantos vampiros desalmados se te pongan enfrente. Siempre has sido valiente y fuerte. Nunca te has echado para atrás. Debes confiar en ti y en lo que has logrado.

Yo seguía en ese estado, sintiéndome un niño regañado por su padre.

-Tienes razón Billy. No debo desertar ahora. – volví mis ojos a Evelyn. – Tengo mucha gente a quien proteger. Es ahora cuando debo luchar con más ahínco. Cuando debo demostrar más que nunca que soy el Alfa de la manda y que no debo rendirme.




◘ Alfa de la Manada de La Push ◘
¿Quién teme al lobo feroz?





avatar
Jacob-Black

Manada La Push
Manada La Push

Edad Aparente : 25
Estado Civil : Soltero
Ocupación : Alfa de la manada de La Push

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pesadillas (Evelyn)

Mensaje por Evelyn Von Humboldt el Lun 15 Feb 2010, 12:58 am

Me quede mirándole, con expresión inevitablemete algo preocupada, no podía evitarlo, habían pasaod demasiado suscesos, demasiadas cosas malas durante los últimos días, por un momento había llega a pensar que podía haber sido el fin, ya que si Jake se iba, yo me iba con é. A pesar de todo estaba aquí, sano y savo, lo cual me hacía rebosar de una casi apenas incontrolada alegría que amenazaba con salir al exterior y abrazarlo con mucha fuerza, como cuando lo hacíamos en un día normal como otro cualquiera de nuestras vidas.

Controlé mis ganas de abrazarle, mientras pensaba en positivo, sin ver anda que no fuera el ni sus oscuros ojos, ni su cabello desordenado ni ese rostro que tantas veces había visto y soñado. Entonces, como si me hubiera leído le mente me abrazo, correspondi al abrazo dulcemente, sin fuerza, ya que, podría hacerle daño y eso era lo que menos quería en esos precisos momentos, el debía descansar y tal vez no era buena idea que se moviera demasiado a causa de los goleps que había recibido por culpa de ese asqueroso y maldito ser... Alphonse se llamaba, me las pagaría algún día, esperaba que no regresara, pero si se daba el caso yo misma lucharía contra él.

No pensaba dejar que nada más le ocurriera a mi familia, daba garcias a que Paul se había encargado perfectamente junto con Nikole del cuidado de Will mientras nosotros nos encontrabamos en aquel infernal y desesperante encuentro inesperado.

-Todos estamos bien Jake... - murmure escondiendo la cabeza en su hombro durante unos instantes , al lado de su pelo, intentando olvidar la angustia y sentirme relajada junto a él. Se acomo de nuevo recostandoe en la cama, sabía que no rea necesario epro aún así lo arrope un poco, mientras me quedaba a su lado de rodillas en el suelo, cojiendo su mano , simplemente mirándole, con eso me bastaba, saber que estaba a salvo y bien era lo que mas me tranquilizaba.

Justo cuando comenzóa ahablar Billy y yo no le quitamos el ojo de encima, comenzóa decir cosas sobre abandonar la mañana, entonces, antes d que yo pudiera decir nada Billy habló, riñiendole por primera evz a su hijo en mi presencia, un verdadero padre, eso era, Jake no podía tener mejor padre que Billy, nadie podía saber cuanto se preocupaba por su hijo.Había estado mucho tiempo en esta casa , a veces conviviendo con Billy, a pesar de mi condición de vampira nunca me había rechazado, cosa que desde un primer momento me había hecho inexplicablemente feliz, al igual que la aceptación de los miembros de la manada.

-Tiene razón Jake, no debes rendirte, todos te apollamos y confiamos en ti y nunca estarás solo con las decisiones -
convine justo después de que Billy terminara, en el momento que vehía más adecuado para decirlo puesto que, lo que Billy había dicho era casi lo que yo pensaba decir, pero dicho de la manera que solo un padre puede enseñar a su hijo. Mis ojos color ambar se posaron de nuevo sobre Jake, sobre el hombre que más amaba en el mundo, él iluminaba mis noches y mi vida entera, si, vida, no eternidad, por que él hacía que cada vez que un nuevo amanecer se alzara sobre nosotros, mereciera la pena seguir viviendo, solo por él, solo junto a él. Sonrei ante sus últimas palabras, de nuevo escondi despacio mi cabeza en su cuello, recargandome con suavidad para no causarle ningún daño.

-Nunca nos rendiremos ¿ Verdad? - susurre contra su cabello cerca de su oído - El futuro nos pertenece solo a nosotros Jake. - murmure acariciandole el cabello suavemente con una de mis manos, enredandolas en su pelo tal y como solía hacer por las mañanas cuando él se despertaba a mi aldo, me encantaba verlo dormir por las noches, era algo realmente especial. -¿ Tienes hambre? ¿ Quieres que te prepare algo de comer? - pregunté mirandole con una mirada dulce.
avatar
Evelyn Von Humboldt

Humano
Humano

Ocupación : Tienda de la Push

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pesadillas (Evelyn)

Mensaje por Jacob-Black el Sáb 20 Feb 2010, 3:20 pm

No podía ya decir mucho con ese par mirándome a los ojos. Era siempre reconfortante saber que ellos se encontraban a mi lado tomándome de la mano para darme fuerzas ante cualquier situación difícil. Inhalé aire profundamente llenando mis pulmones, sintiendo como éstos se hinchaban recordándome que seguía con vida por un motivo. No sólo había sido capricho del vampiro sanguinario ese con el que había luchado. Era obvio que la vida me tenía deparada una serie de acontecimientos que aún debía experimentar. Cuidar de mi hijo y de Evelyn era la primordial.

Estiré un brazo hacia la mano de Billy y otra hacia el rostro de Evelyn. Les dediqué una de mis más sinceras y agradecidas sonrisas. Sin ellos no sería el Alfa que ahora era. Me preuntaba a veces si el mismo Sam hubiera estado preparado para tales problemas. No cabía duda que mi sangre quileute aunada a los genes de Billy me volvían mas fuerte que cualquier otro licántropo que hubiera conocido. Cualquier otro ya se hubiera dado por vencido. Y es que ¿Qué lobo en toda su vida era tan propenso a sufrir de las peores penurias en solo un pequeño fragmento de su vida?

Ante las palabras de Evelyn asentí. No sabía como ella podía ser tan servicial con un bruto como yo, que no siempre lograba ser del todo cariñoso con ella. Además se tomaba molestias que, para su naturaleza eran innecesarias. Evelyn no necesitaba de saber cosas sobre cocina, pero aún así, se empeñaba siempre de tener comida caliente en la mesa para mí y para Will. Aún no me explicaba como sin probar bocado alguno tenía tan buen sazón.

Con Will además, era una verdadera madre. Cuando se quedaba con nosotros, lo trataba como si él fuera su hijo. A veces olvidaba que Will era producto d una mujer a la que ya reconocía como una extraña. Cualquiera que la mirara juraría que Will era hijo de Evelyn. Hijo de ambos. Agradecía que lo amara casi tanto como yo a pesar de que no era responsabilidad suya cuidar de él. No había otra palabra para describirla mejor que “maravillosa”.

- Gracias amor. – añadí con suavidad extendiendo los brazos hacia ella, sin contener mis ganas de abrazarla y acunarla entre mis brazos. Ella era el pilar con el que me sostenía día a día y yo a veces no sabía como demostrarle mi devoción. – Si, tengo hambre, pero no te esfuerces demasiado. No quiero causar más molestias de las que ya causo.

Billy me miró y sacudió la cabeza negativamente, mostrando una sutil sonrisa en sus labios.

- Ojalá hubieras sido así de amable cuando eras más joven y me causabas dolores de cabeza. – instó divertido mientras con su mano me revolvía la melena. De verdad pensaba a menudo que para Billy seguía siendo un muchachillo. Su hijo pequeño.

Miré mi cuerpo cubierto por una sábana. No tenía demasiadas ganas de verme las piernas inutilizadas. ¿Qué iba a hacer ahora? Debía salir a trabajar para ganar dinero y mantener a mi familia. Resoplé un poco frustrado, por que no quería cargarle todo ese trabajo a Evelyn. Ya tenía suficiente con tener un enorme hombre inútil en la casa que requería de su fuerza y cuidados para sobrellevar su estado.

- Esos eran otros tiempos Billy. – le dije volviendo a sonreir, olvidándome por unos minutos de las dificultades que vendrían. Al
menos mi estado licántropo me ayudaría a sanar más rápido que el resto de los humanos. - En esos momentos mi función era hacerte sacar canas verdes.


Billy rodó los ojos y luego sonrió.


- Bueno, descansa hijo. Te dejaré en compañía de Evelyn para que conversen más agusto sobre lo que deseen.

Asentí y sin soltar la mano de Evelyn, me la llevé a los labios y la besé en el dorso mientras Billy se alejaba de allí con su silla de ruedas.

- Mil gracias por estar conmigo hasta en los momentos de mayor desesperación. – susurré para luego mirarla a los ojos. – Eres la mejor esposa del mundo. La mejor mujer que haya conocido jamás.




◘ Alfa de la Manada de La Push ◘
¿Quién teme al lobo feroz?





avatar
Jacob-Black

Manada La Push
Manada La Push

Edad Aparente : 25
Estado Civil : Soltero
Ocupación : Alfa de la manada de La Push

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pesadillas (Evelyn)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.